MISIÓN PAPALOTE

Tenemos como misión potenciar el desarrollo de cada niño, según sus características, de manera que se sienta feliz consigo mismo, con sus logros y contribuya con sus talentos y aptitudes a hacer feliz a los demás.


Para esto es fundamental que los niños se desarrollen integralmente mediante el “aprender jugando” a través de las interacciones con sus pares, adultos y el entorno educativo.


La seguridad emocional y felicidad de cada niño es lo principal, de manera que se sienta un miembro fundamental e irremplazable de esta comunidad, y logre desenvolverse y desarrollar al máximo sus capacidades, teniendo siempre como base los valores y la fe católica.


Por lo anterior, trabajamos de la mano de la familia, primer agente educativo, brindándoles a los padres la oportunidad de descubrir su rol dentro de la formación y la educación de sus hijos, e incentivándolos a ser parte de este proyecto. Durante el año invitamos a padres, abuelos, entre otros a participar con sus niños de distintas instancias durante la jornada. Asimismo contamos con distintos espacios de comunicación (Bambinotes, entrevistas personales y reunión de curso)